martes, 5 de junio de 2012

BLOQUE 2 IDENTIFICA LOS MODELOS ECONOMICOS DE MEXICO DEL PERIODO DE 1940-1982

Sustitucion de importaciones
La política industrial de América Latina y el Caribe fue determinada, hasta mediados de los años 80, por la puesta en práctica del modelo de sustitución de importaciones, el cual se mantuvo vigente por más de tres décadas como instrumento de protección de las "industrias infantes" ante la competencia internacional.
El modelo de sustitución de importaciones se sustentaba en:
El control de importaciones y exportaciones,
El otorgamiento de subsidios directos e indirectos a las empresas industriales,
la regulación de precios,
Los subsidios a las tasas de interés,
La participación del sector público en la relación entre suplidores, productores y canales de distribución, y
Las tasas de cambio preferenciales para determinadas importaciones.
En este contexto, conceptos como productividad, competitividad, calidad, innovaciones tecnológicas o eficiencia eran menos determinantes que la existencia de ventajas comparativas basadas en abundantes recursos naturales, administrados, en su mayor parte, por empresas públicas.
A partir de mediados de los 80, los países de América Latina y el Caribe abandonan el modelo de sustitución de importaciones en el marco de sus procesos de reformas macroeconómicas y de apertura comercial, que implican eliminar o reducir aranceles, barreras no arancelarias, y subsidios, privatizar empresas públicas, y en general, atender las exigencias de la competencia internacional. Hasta la década de los ochenta, la aplicación de las políticas industriales en los países de América Latina siguió la propuesta del modelo de sustitución de importaciones, la cual postulaba la intervención directa e indirecta del gobierno (incentivos fiscales, crediticios, y protección comercial) como mecanismo indispensable para lograr el desarrollo industrial, lo cual se justificaba por las debilidades estructurales de estas economías, tales como:

Concentración de las exportaciones en productos de origen primario. 
Evolución desfavorable en los términos de intercambio. 
Mercados internos incipientes, fragmentados y reducidos.
Escasez de capital, mano de obra calificada y debilidad empresarial.
El modelo de sustitución permitió  a los países latinoamericanos entrar en un proceso de industrialización que duró alrededor de tres décadas, y fue remplazado por el modelo de apertura comercial, el cual hoy se aplica de manera generalizada en toda América Latina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada